Sociable

domingo, 9 de agosto de 2015

Decepciones

Hoy revivo este blog en un momento difícil para mi, no veo la luz en ningún lado, tengo ansiedad casi todo el tiempo desde hace más de un año y no tengo a quien contarle ninguna de mis historias.


Empecemos por el inicio, tengo 30 años, soltero, sin amigos, y con una relación rara con personas con las que comparto ADN pero a las que no podría llamarles familia, básicamente estoy solo, siempre he estado solo, con altibajos, pero siempre solo, todas las personas que han formado parte de mi vida tarde o temprano se van, soy gay, mi preferencia sexual hasta hace relativamente poco tiempo la definí por completo, esta es mi historia a grandes rasgos.


Siempre he estado solo, lo recuerdo a partir de que cumplí 13 o 14 años, en secundaria, no tenía amigos o amigas, me molestaban mucho en la escuela, poco a poco esto fue cambiando pero al final nunca hice un amigo a amiga verdadero, conocí personas que quise mucho, de verdad, pero siempre había alguien antes de mi, siempre lo hubo, además nunca tuvimos intereses similares, nunca he tenido amigos a los que les gusten las mismas cosas que a mi, irónico, ¿verdad?, es extraño, siempre termino buscando mis intereses en el internet, y aún así tampoco he hecho amigos.


Así, por mi vida me encontré personas a las que simplemente les "caigo bien" aunque para mi eran lo máximo, personas que para mi eran el mundo pero a las que simplemente no era importante para ellas, personas que en cuanto vieron mi situación de déficit de cariño se aprovecharon y abusaron de mi urgencia de querer un amigo, se aprovecharon y me usaron hasta que me cansé y en cuanto empecé a querer a hacer mi vida, desaparecieron, personas que me prometieron estar ahí pero que no están y no espero que lleguen, cuando necesito a alguien, nunca hay nadie, ahora podría decir que tengo "amigos" pero no están ni se les espera, nunca hay nadie que me apoye, cuando ha llegado alguien en quien creo que puedo confiar, nunca está cuando lo necesito, sé que no soy importante pero nunca pensé estar tan tirado a la mierda como para de verdad no ser importante para nadie.


Mi familia siempre fue rara, se podría pensar que era normal, pero no lo era, algo siempre faltó y en el último año todo estalló y lo comprendí todo, nunca hubo amor o cariño, nunca hubo confianza, nunca hubo seguridad, siempre fuimos 4 extraños que compartieron el mismo techo, aunque todo estalló cuando mi mamá se enfermó y tuvo un infarto cerebral, a partir de eso la escasa relación de mis papás se terminó, se divorciaron y apareció una hija de mi papá de 8 años, básicamente todo se fue a la mierda, me quedé sin bases y fundamentos y toda mi confianza se fue al caño, lo peor, todos sabían la verdad hace años y nadie quiso enfrentarla, prefirieron crear una burbuja que al estallar mató todo lo positivo que alguna vez pude sentir por alguno de ellos.

 Una sola vez me enamoré, tiene menos de un año que esto sucedió, pero no me correspondieron, se podría decir que aún "estoy enamorado" pero no creo que así se sienta el amor, si es que existe, él es la persona más especial que he conocido y sé que va a ser alguien muy importante y así se lo deseo, pero yo sé que no soy suficiente para él, además que es claro que no comparte esos sentimientos hacia mi, prácticamente no nos vemos pero me escribe todos los días y no entiendo que significa esto, cuando le dejo de escribir siempre regresa, pero no entiendo, porque en los momentos importantes de su vida nunca me ha querido hacer parte y me causa mucha ansiedad, a veces creo que somos amigos, al principio confiaba ciegamente en él, pero últimamente lo dudo y me causa mucha ansiedad mi relación con él, no quiero darle importancia pero mi corazón late muy rápido cada vez que recibo un mensaje de él.


He llegado a la conclusión que cada persona que me conoce y pasa un poco más allá de la superficie, se da cuenta de la  mierda que soy, del asco que doy, del patético fracasado que no es nadie y que no va a llegar nunca a ningún lado, del que ya debería de haberse suicidado hace años.


No soy inteligente, no soy guapo, no soy agradable, no soy creativo, no soy carismático, básicamente soy un mueble de acero inoxidable que pones en una esquina y lo tratas de disimular lo más posible, así me siento.


Algunas veces llegué a pensar que igual podría haber sido especial de alguna forma, que igual tenía un potencial mayor del que todos y hasta yo mismo creía, pero los madrazos de realidad siempre cayeron una y otra vez.


Nunca he sido prioridad en la vida de alguien, al grado que a las pocas personas que he querido termino generalmente humillándome, les entrego mi cariño, mi tiempo, mis servicios, regalos, y al final, nunca fui opción para ellos/as, siempre que todos necesitaron a alguien, nunca fui opción. Es decir, se puede decir que yo tuve "mejores amigos" (que siempre me han abandonado) y pues nunca he sido el "mejor amigo" de alguien, nadie me da prioridad, los días que tengo ansiedad que cada día son más frecuentes, no tengo a nadie para contárselos.


Ya no quiero decepcionarme, ya no quiero volver a confiar en alguien, vivo en la contradicción de querer estar solo en el mundo, sin nadie que signifique nada y no sentir nada y la ansiedad de que las personas a las que quiero en realidad no me corresponden y no me dan ninguna importancia, ya no quiero sentir, últimamente cada vez que me acuesto a dormir espero que sea la última vez y nunca despertar.


Tengo el corazón roto, cada día en más pedazos y aquellos/as que llegaron con la ilusión de ayudarme a sanarlo lo han roto en cada vez más pedazos.

Suicidio, esta es últimamente la palabra que más da vueltas por mi cabeza, soy un cobarde por nunca haberlo podido llevar a cabo, pero lo más patético es que me da miedo lo que puedan pensar las personas que quiero, una contradicción más pues sé que no me quieren.

No hay comentarios: